CONVOCATORIA A REUNIÓN COMISIÓN POLÍTICA NACIONAL (CPN).  DOMINGO 10 DE JULIO A LAS 10:00 AM. SEDE PRINCIPAL DEL PRSC.

CONVOCATORIA A REUNION DE LA COMISIÓN POLITICA NACIONAL (CPN). 

En atención a los artículos 35, 36, 37, y artículo 38 literales a) y b), del Estatuto vigente del PRSC aprobado en la Asamblea Nacional Extraordinaria del 16 de diciembre del año 2018, por este medio se convoca a los miembros de la Comisión Política Nacional (CPN), a una reunión de trabajo que se efectuará el domingo diez (10) de julio del dos mil veintidós (2022), a las diez horas antes meridiano (10:00 a.m.), a celebrarse en la Sede principal del Partido, ubicada en la Avenida Tiradentes esquina Héctor Homero Hernández Vargas, ensanche La Fe, Santo Domingo de Guzmán, Distrito Nacional, capital de la República Dominicana, con la agenda siguiente: 

a)  Verificación del quórum por el Secretario General, Ing. Ramón Rogelio Genao.  

b)  Apertura de sesión a cargo del Presidente Ing. Federico Antún Batlle.  

c)  Lectura, conocimiento y aprobación del acta anterior de os   

d) Informe del Presidente.  

e) Conocimiento y aprobación de las modalidades para la escogencia de miembros del Directorio Presidencial y de la Comisión Política Nacional y a los cargos directivos consignados en el artículo 19, párrafo VII del Estatuto Partidario. 

f) Conocimiento de Reglamento para la Convención Nacional Ordinaria del año 2022. 

g)  Turno Libre. 

h) Clausura de la sesión por el Presidente Ing. Federico Antún Batlle.  

Dada en Santo Domingo de Guzmán, Distrito Nacional, Capital de la República Dominicana, a los veintinueve (29) días del mes de junio del año dos mil veintidós (2022). 

CONVOCATORIA A REUNIÓN DEL DIRECTORIO PRESIDENCIAL (DP).  DOMINGO 10 DE JULIO A LAS 8:30 AM. SEDE PRINCIPAL DEL PRSC.

CONVOCATORIA A REUNIÓN DEL DIRECTORIO PRESIDENCIAL (DP). 

En atención a los artículos 32, 33, 34 y 38 literales a) y b), del Estatuto vigente del PRSC, aprobado en la Asamblea Nacional Extraordinaria del 16 de diciembre del año 2018, por este medio se convoca a los miembros del Directorio Presidencial (DP), a una reunión de trabajo que se efectuará el domingo diez (10) de julio de dos mil veintidós (2022), a las ocho y media antes meridiano (8:30 a.m.), a celebrarse en la sede principal del PRSC, ubicada en la Avenida Tiradentes, esquina Héctor Homero Hernández Vargas, ensanche la Fe, Santo Domingo de Guzmán, Distrito Nacional, República Dominicana, con la siguiente agenda: 

a) Verificación del quórum por el Secretario General, Ing. Ramón Rogelio Genao.  

b) Apertura de sesión a cargo del Presidente Ing. Federico Antún Batlle.  

c) Lectura, conocimiento y aprobación del acta anterior.  

d) Informe del Presidente.  

e) Aprobación para la Convocatoria de la Convención Nacional Ordinaria, fecha, hora y lugar, para la escogencia de los órganos ejecutivos y de los cargos directivos consignados en el artículo 19, párrafo VII del Estatuto partidario. 

f) Conocimiento y Aprobación de Reglamento para la Convención Nacional Ordinaria del año 2022. 

g) Turno libre.  

h) Clausura de la sesión por el Presidente Ing. Federico Antún Batlle.  

Dada en Santo Domingo de Guzmán, Distrito Nacional, capital de la República Dominicana, a los veintinueve (29) días del mes de junio del año dos mil veintidós (2022).

Pablo Román afirma: «Llegó la hora de que en RD se apruebe nuevo Código Penal sin las tres causales»

Pablo Román, dirigente reformista de SDE.-

Pablo Román dirigente del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), afirmó que no existe ninguna justificación para que la Republica Dominicana no cuente con un nuevo código penal.

Román dijo que el nuevo código penal duerme el sueño eterno en el congreso nacional, mientras que el delito avanza sin que la justicia dominicana, cuente con una herramienta legal acorde a los nuevos tiempos, para enfrentar todos los tipos penales.

El principal tranque para la no aprobación del código penal se centraba en la discusión por las tres causales del aborto, que actualmente resulta ser un sin sentido, ya que la inmensa mayoría de los legisladores de ambas cámaras y de la población dominicana en general, han rechazado contundentemente cualquier intención de legalizar la aniquilación de los niños por nacer, en nuestro país.

Román expresó que no es posible que sigamos sin código penal, solo por no querer irritar a minorías que pretenden imponérsele a la mayoría de los dominicanos, que rechazamos el aborto en todas sus manifestaciones, por ser desde el concepto de la convivencia humana, un asesinato de inocentes y desde el punto de vista legal, claramente una violación a nuestra constitución, la cual es bastante clara en su artículo 37, que establece que la vida es inviolable desde la concepción hasta la muerte.

Después de lo ocurrido en los Estados Unidos, donde su Tribunal Supremo ha revocado la sentencia que garantizaba el aborto desde hace cincuenta años, decisión que implica que, desde este momento, serán los propios estados los que decidan cómo legislar en torno a este tema, apenas unas horas después de dicho fallo, seis estados ya han prohibido el aborto y se calcula que podrían ser hasta 26.

El dirigente reformista estima que al pasar balance a las consecuencias del aborto libre en todo el mundo, han sido funestas para la humanidad, por lo que los dominicanos como nación pro vida, tenemos la obligación de confirmar con la aprobación del nuevo código penal sin las tres causales, que seguimos siendo el ejemplo a seguir de los países hermanos que mantienen la lucha en contra de esta catástrofe.

El joven comunicador aprovechó la ocasión para felicitar a los legisladores del PRSC, Ramón Rogelio Genao, Ramón Alfonso Genao Lanza, Pedro Botello, Rafaela Alburquerque, Máximo Castro Silverio y a la mayoría de los congresistas de los demás partidos políticos del país, por mantenerse firmes apoyando la posición de la mayoría de sus representados, en favor de la vida y en contra del aborto.

Terminó diciendo que la Republica Dominicana necesita un nuevo código penal, para encarar al crimen de hoy y que se mantenga vigente su constitución garantista de los derechos fundamentales.